Se levanta pronto, toma un café con su madre, va al gimnasio y se entrena por las tardes. Su vida ha cambiado drásticamente desde que dejó el fútbol profesional, al igual que sus prioridades: lo más importante para ella es estar cerca de su familia. Virginia Torrecilla (Mallorca, 29 años) superó el cáncer tras detectarle en mayo de 2020 un tumor cerebral y sufrió un accidente de coche en junio de 2021 en el que su madre quedó en silla de ruedas. La enfermedad la apartó de su “mejor momento profesional”. “La vida me ha hecho muy sensible después de todo, y me hace valorarlo todo más”, explica. Se emociona cuando habla de lo sufrido, pero sonríe con lo superado. Empatiza “con todo”, y se ha pasado las últimas semanas organizando su casa y su cuarto tras dejar el Villarreal, volver a Mallorca y fichar por el Baleares –equipo en Segunda Federación de España– para disfrutar de sus últimos cuatro meses como jugadora de fútbol. Publicó Nadie se arrepiente de ser valiente (Ediciones B, 2023), libro que le costó más de dos años escribir –en pleno proceso de quimioterapia– y que ni ella (ni su familia) ha podido leer nunca.

Seguir leyendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *