El ambiente, las emociones y el juego fueron los grandes protagonistas del último partido por una plaza de Segunda. Al final de los 90 minutos, el Espanyol consiguió el objetivo: formar parte de la elite del fútbol español la próxima temporada.

Seguir leyendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *