El Espanyol recuperó en el momento decisivo la identidad con el mando del técnico Manolo González y los goles del capitán Javi Puado y alcanzó el ascenso después de una temporada de extravío deportivo —ha tenido hasta tres entrenadores: Luis García, Ramis y González— y desinterés de su dueño Chen Yansheng. La hinchada, siempre fiel —los socios superaban en septiembre los 28.000 y los abonados sumaban 24.311— se entregó al equipo cuando reconoció a los futbolistas y sintonizó con el plan de juego en el Stage Front Stadium. La comunión certificó en el último partido el regreso del Espanyol a la Liga tal como ya se anunció justo después de perder la categoría por sexta vez en mayo de 2023 en Mestalla.

Seguir leyendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *