<strong>Roberto Rosetti, jefe arbitral de la UEFA,</strong> ha explicado las directrices que pondrán en práctica los colegiados en la cita que arranca el viernes con el inaugural Alemania-Escocia. La más llamativa de todas ellas no es otra la de que tan solo el capitán el que podrá dirigirse a los árbitros durante el partido. <strong>No hay opción a que otro jugador hable con ellos </strong>y la protesta será castigada con tarjeta amarilla. La UEFA quiere acabar con las <a href=»https://www.marca.com/futbol/eurocopa/opinion/2024/05/13/6642486be2704e28228b456d.html»>imágenes de acoso</a> que sufren en cuanto deciden algo que no gusta a los futbolistas.

Seguir leyendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *