La selección española comenzó el rodaje hacia el preolímpico de la próxima semana en Valencia (del 2 al 7 de julio) con un derrota en la prórroga en el amistoso contra Italia (84-87). La cita sirvió para tomar nota de los errores y del tajo que hay por delante, y para rendir homenaje a Marc Gasol, una de las columnas de la etapa dorada del equipo español. El expívot recibió el calor del WiZink por una trayectoria gigantesca con el combinado nacional: 191 partidos (octavo en el listado histórico) y nueve medallas, entre ellas los dos oros mundiales de 2006 y 2019, dos oros europeos y las dos eternas platas olímpicas. Marc se abrazó a Llull y Rudy, los eslabones de aquel conjunto legendario con un grupo actual que avanza hacia la renovación generacional mientras lucha por seguir en el podio. De momento debe encarar los deberes de clasificarse para los Juegos de París.

Seguir leyendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *