Símbolo de su geografía, una cuña entre Brasil y Argentina, el fútbol uruguayo quiere volver a infiltrarse entre los dos colosos del continente en la Copa América 2024. Máximo ganador de la competencia junto a la Albiceleste, con 15 títulos, el desafío del equipo de Marcelo Bielsa es dar un paso más allá de su rol histórico, el de aspirante o candidato natural a las instancias decisivas, y asumir en Estados Unidos el papel de favorito para salir campeón por segunda vez en este siglo, tras su victoria en Argentina 2011.

Seguir leyendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *