En una reciente entrevista tras su penúltimo partido en Wimbledon, Novak Djokovic mostró su preocupación por el devenir del tenis. Su inquietud se centraba en dos aspectos, básicamente: la reconversión generalizada de los clubes de tenis en clubes de pádel o pickleball y, por otra parte, la deficiente generación de recursos en el mundo del tenis profesional. Está en el puesto noveno o décimo, en este sentido, cuando en popularidad ocupa la tercera o cuarta posición. En cuanto al primer problema, él esgrimió que las causas eran de índole económica pero, bajo mi punto de vista, la fuga de practicantes del tenis a los otros deportes de raqueta se debe más a un cambio de parámetros en la sociedad que a la búsqueda de rentabilidad por parte de los clubes.

Seguir leyendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *