Jannik Sinner debería haber saltado este jueves a la pista de París-Bercy para disputar los octavos de final contra Alex de Miñaur, pero no lo hizo al entender que los organizadores del torneo no habían tenido la consideración suficiente hacia él. El italiano, de 22 años y llamado a ser uno de los grandes dominadores en los próximos años, finalizó su partido del lunes frente a Mackenzie McDonald a las 2.37 de la madrugada y conociendo ya el orden de juego del día siguiente –con el duelo contra el australiano programado hacia las 17.00–, ya dejó entrever que no competiría. Finalmente se plantó.

Seguir leyendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *