Marc Márquez no está teniendo el fin de semana que tanto anhelaba para poder cortar su notable sequía de victorias llegados a su circuito talismán, Sachsenring. Para romper su mala racha, avisaba en la previa, necesitaba cuadrar todas las sesiones y rozar la perfección como los dos puntales del campeonato, Jorge Martín y Pecco Bagnaia. Efectivamente, el madrileño del Pramac lo hizo todo bien en un sábado donde firmó una nueva pole de récord y otra victoria al sprint, superando a la Aprilia satélite de Miguel Oliveira y marcando terreno sobre el defensor de la corona, cuarto en parrilla y tercero en línea de meta. Al rey del GP de Alemania, en cambio, le salió todo del revés.

Seguir leyendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *