El centrocampista francés <strong>se acercó a firmar a un grupo de aficionados cuando le hicieron esta petición a la que accedió encantado</strong>… y terminó llevándose la camiseta al banquillo para que la firmase el resto de compañeros que estaban ahí, <strong>Jude Bellingham y Mario Martín</strong>, en la previa del partido frente al Villarreal.<strong> «Es la alegría en el vestuario y en el césped. Los que le conocen bien dicen que es una persona entrañable»</strong>, explicaban en Real Madrid TV sobre el detallazo de <strong>Camavinga</strong> con los aficionados que entraron antes de tiempo al <strong>Estadio La Cerámica</strong>.

Seguir leyendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *