La imbatible Colombia regresa a una final de la Copa América 23 años después del único título que levantó en casa. La versión más épica de la Tricolor, que sigue invicta en su paso por Estados Unidos, tumbó este miércoles a Uruguay con un certero cabezazo de Jefferson Lerma y se cita con Argentina este domingo. Con un James Rodríguez de récord, que sumó una nueva asistencia, los pupilos de Néstor Lorenzo resistieron todo el segundo tiempo el asedio charrua con un hombre menos, luego de la expulsión del lateral Daniel Muñoz. James y Lucho Díaz, las dos grandes figuras colombianas, acabaron el juego con petos de entrenamiento, arengando desde el banco a la multitud amarilla que llenó el estadio de Charlotte, Carolina del Norte.

Seguir leyendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *