De Llull a Sloukas. De la canasta que hace un año coronó como campeón de Europa al Madrid en Kaunas a los 24 puntos con los que el base griego fundió a los blancos en la lucha por el título en Berlín. El Panathinaikos levantó su séptima Copa de Europa de baloncesto, la primera desde 2011, y dejó sin duodécima al conjunto madridista, sin la hazaña de revalidar el título tras 56 años y sin un adiós europeo para Rudy Fernández con una corona. El grupo que dirige Ergin Ataman pasó por encima del conjunto de Chus Mateo en la segunda parte para alimentar la maldición: el campeón de la fase regular de la Euroliga sigue sin levantar al final el trofeo. El Madrid apenas abrió la boca tras el descanso, desfigurado, sin el carácter batallador de otras ocasiones. Hace un año, Sloukas tuvo un balón para dar la victoria al Olympiacos tras el acierto de Llull. El base consumó su venganza con la camiseta del Panathinaikos y se llevó el MVP de la Final Four.

Seguir leyendo

REAL MADRID, 80; PANATHINAIKOS, 95

Real Madrid: Campazzo (12), Musa (15), Hezonja (8), Ndiaye (8), Tavares (4) —quinteto inicial—; Sergio Rodríguez (11), Llull (6), Rudy (0), Yabusele (6), Poirier (8) y Causeur (2). 

Panathinaikos: Grant (11), Nunn (21), Papapetrou (4), Mitoglou (8), Lessort (17) —equipo inicial—; Sloukas (24), Kalaitzakis (2), Antetokounmpo (0), Grigonis (0), Hernangómez (5) y Vildoza (3).

Parciales: 36-25, 18-24, 7-15 y 19-31.

Árbitros: Rocha, Belosevic y Difallah. Eliminaron por faltas personales a Campazzo y a Poirier.

Uber Arena. Unos 17.000 espectadores.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *