El Inglaterra-Eslovenia de este martes en Colonia (21.00, La1) convoca, más que al desenlace de un mero partido de fútbol, al posible desentrañamiento de uno de los enigmas más insondables de esta Eurocopa. La selección de Gareth Southgate ha pasado en apenas diez días de ser la principal favorita para ganar el torneo, junto con Francia, a mostrarse como un sinsentido que ha derivado en una sonora trifulca pública entre su capitán y máximo goleador histórico, Harry Kane, y Gary Lineker, capitán en los noventa, cuarto en la lista de anotadores y hoy comentarista.

Seguir leyendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *