El Barcelona tendrá que superar un muro muy alto en San Mamés para alcanzar las semifinales de Copa y seguir teniendo opciones en un torneo que, por historia no se le da nada mal. Esa pared es el Athletic, el equipo más fiable en las eliminatorias a un partido, porque desde que cayó en el antiguo campo de El Malecón, en Torrelavega, frente a la Gimnastica (2-1), en un choque que todavía recuerda Ernesto Valverde, los rojiblancos no han vuelto a perder un duelo de este tipo. Y aquello sucedió hace más de 20 años, el 7 de octubre de 2003. Sólo el entrenador rojiblanco permanece. Ni siquiera el campo cántabro sigue allí.

Seguir leyendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *