Balaídos presentó una fantástica imagen en la grada, pero no en el césped. Otra vez. <strong><a href=»https://www.marca.com/futbol/copa-rey/cronica/2024/01/23/65b03fe9e2704e68988b457a.html» target=»_blank»>No por el equipo de Benítez</a></strong>, aunque saliera dormido y recibiera el primer gol en poco más de un minuto, sino por <strong>el estado del terreno de juego</strong>, que volvió a dar que hablar.

Seguir leyendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *