El emperador apareció en el Galibier para dictar sentencia. T<strong>adej Pogacar, el ciclista perfecto, devorador de récords, ganador del Giro de Italia, remató una actuación coral de su equipo para derrotar a Jonas Vingegaard</strong>, sumar su duodécima victoria en el Tour de Francia y vestirse de nuevo de amarillo arrasando a sus rivales.

Seguir leyendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *