Para entender la etapa de João Félix en el Barcelona, es imposible separar su nombre del de su representante, Jorge Mendes. Aunque el presidente Joan Laporta y el agente portugués ya no comparten tantos intereses comunes como en el pasado, siguen vinculados en la industria del fútbol. De hecho, tras el agitado cierre del mercado, cuando Mendes se llevó a Ansu Fati para el Brighton y facilitó la llegada de João Félix y João Cancelo al Barça, en el cuerpo técnico azulgrana celebraban: “Suerte que nos ayuda Mendes”. La alegría de Xavi y compañía, en cualquier caso, apuntaba más al fichaje de Cancelo que al de Félix. El delantero no era prioridad para el entrenador catalán como sí lo era la del lateral.

Seguir leyendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *