Mariona Caldentey abandona el Barcelona tras diez años vistiendo la camiseta azulgrana y, a priori, pondrá rumbo a Inglaterra, al Arsenal. El suyo es el último nombre de una lista ya demasiado larga de futbolistas que dejan la liga española en busca de escenarios más competitivos. Ha sido una de las grandes infravaloradas. Nunca ha destacado por ser la más mediática, ni su nombre resonaba en los premios individuales. Pero dentro del campo siempre ha sido fundamental para el equipo. Con una gran técnica, visión para el último pase, regate y control del balón, Mariona es una futbolista polivalente y delantera todoterreno, que prefiere jugar de extremo, pero no le importa hacerse cargo de la punta, mediapunta o incluso interior. En estas diez temporadas, Mariona ha disputado 302 partidos con el Barcelona —que podrían llegar a ser 304 si juega las dos últimas jornadas ligueras—, y ha levantado 19 títulos: seis ligas, cinco Copas de la Reina, cuatro Supercopas y tres Champions. Además de ser una de las campeonas del mundo este pasado verano con la selección, y la quinta máxima goleadora del equipo azulgrana con 114 dianas. “Creedme cuando os digo que ha sido una decisión muy difícil y meditada, pero en la vida hay que ser honestos y aceptar que hay ciclos que se acaban”, aseguró Mariona en un vídeo compartido por el club. Y añadió, emocionada: “He crecido en el Barça. He cumplido muchos sueños. […] Solo espero que me recordéis como una jugadora que lo ha dado todo por este escudo”.

Seguir leyendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *