Mientras la Eurocopa seguía esperando a Kylian Mbappé, explotó todavía un poco más Lamine Yamal, que el verano pasado andaba jugando el Europeo sub 17, también contra Francia, a la que le marcó un gol idéntico. El deslumbrante adolescente propulsó a España a su quinta final del Campeonato Europeo contra una Francia que le exigió como nadie, contra una Francia que jugó como nunca lo había hecho en todo el torneo, y en la que incluso asomó Mbappé. Pero esta Roja que buscará el domingo en Berlín su cuarto título continental contra Países Bajos o Inglaterra es un equipo que ha crecido bajo la batuta de Luis de la Fuente tan rápido como Lamine, que ha conquistado tanto como él, con una madurez de campeón viejo.

Seguir leyendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *