Hay futbolistas que miran la Eurocopa como un escaparate. Jugadores olvidados en sus clubes, dispuestos a fundirse en la máxima competición continental, tan pendientes de sus selecciones como del mercado. No es el caso de Ferran Torres. Hay otros futbolistas que miran la Eurocopa como un placebo. Jugadores que en sus clubes cambian buenas por malas, pero que cuando se visten con la ropa de su selección sacan lo mejor de su repertorio. Ese sí es el caso de Ferran Torres.

Seguir leyendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *