Era la incógnita de España antes de empezar el partido, si iba mantenerse en el once <strong>Pedri</strong> o iba a entrar <strong>Dani Olmo</strong>. A los siete minutos de partido ya habían jugado los dos. Una durísima entrada de Kroos con apenas cinco minutos de juego se llevó por delante al canario. No tuvo más castigo por parte de Taylor que la falta.

Seguir leyendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *