El actual MVP de la NBA, Joel Embiid, ha vuelto a las canchas este miércoles contra todo pronóstico. Tras sufrir una lesión en la rodilla izquierda a finales de enero, se esperaba que el pívot camerunés estuviera fuera de combate lo que restaba de temporada, peligrando incluso su presencia en los Juegos Olímpicos de París de este verano. Su regreso en el tramo decisivo del campeonato cambia la Conferencia Este y aumenta las probabilidades de unos Sixers que dependen de su estrella como ningún otro equipo en la liga, como quedó acreditado en su victoria de la pasada madrugada ante los Oklahoma City Thunder, líderes del Oeste hasta entonces.

Seguir leyendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *