Estaba siendo una temporada brillante en lo individual para Joel Embiid. Aunque su equipo, los Philadelphia 76ers marchan en un discreto quinto puesto de la Conferencia Este, el pívot camerunés promediaba 35,3 puntos, 11,3 rebotes y 5,7 asistencias por partido que lo convertían en el favorito para revalidar su título como MVP de la temporada. Sin embargo, su lesión del pasado martes en un encuentro contra los Golden State Warriors lo cambia todo. Tras sopesar un tratamiento más conservador, Embiid ha decidido pasar por el quirófano para operarse de la rotura del menisco lateral de su rodilla izquierda; una circunstancia que transforma radicalmente la liga, especialmente en lo referente a los premios individuales.

Seguir leyendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *