La guillotina siempre ha recaído sobre el entrenador de la selección mexicana, quien tiene una silla que quema. Después, claro, los culpables son los futbolistas. A esta narrativa universal se le suma el factor de la Federación Mexicana de Fútbol como autora intelectual de los males que aquejan actualmente al equipo nacional. México necesita un solo resultado este domingo: ganar. Si pierde o empata contra Ecuador (18.00 horas), quedará eliminado de la Copa América, torneo que ha padecido. De acuerdo con el modelo estadístico de EL PAÍS, Ecuador tiene un 70% de pasar de ronda, frente a un 30% de los mexicanos.

Seguir leyendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *