El Comité de Competición ha hecho oficial las sanciones por los acontecimientos ocurridos el pasado sábado en el estadio Coliseum de Getafe. Durante el partido entre el Getafe y el Sevilla, de la jornada, 30, el entrenador Quique Sánchez Flores y el jugador Marcos Acuña, recibieron insultos racistas. El organismo dependiente de la Federación Española ha decretado el cierre parcial del campo del Getafe, en concreto, de la zona donde provinieron los insultos que recibió Acuña, pues estos son los hechos que juzga el comité al ser los constatados en el acta por el colegiado Javier Iglesias Villanueva. “En el minuto 68, tuve que detener el encuentro debido a que se produjeron insultos racistas sobre el dorsal 19 del equipo visitante con palabras como “Acuña mono” y “Acuña, vienes del mono” desde aficionados situados en la zona central del campo detrás de la posición de mi árbitro asistente número 2. Dicha incidencia, siguiendo el protocolo de actuación en estos casos, fue anunciada por megafonía, no reanudando el juego hasta dos minutos y medio después. No se produjeron en ninguna ocasión más en el encuentro”, escribió Iglesias Villanueva en el acta del choque, donde no constan los insultos recibidos por Quique Sánchez Flores.

Seguir leyendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *