La final de la Copa de la Reina de este sábado enfrenta a uno de los tótems del fútbol europeo, el Barça, con un aspirante, la Real Sociedad. El partido (19.00, La1) pinta tan favorable para las azulgrana —por presupuesto, por títulos, por los enfrentamientos directos— que las txuri-urdin no han parado de escuchar estos días el manido mito bíblico de David contra Goliat, la historia en la que el pequeño tumba al poderoso. Los números muestran un dominio apabullante para las catalanas: han derrotado en los dos partidos de este curso a su rival de hoy en La Romareda (Zaragoza) con un parcial de 10-1 y no pierden contra ellas desde hace más de una década (26 victorias y cuatro empates desde 2011). El Barcelona es un equipo de época —el primero de España en triunfar en Europa con futbolistas como Aitana Bonmatí y Alexia Putellas, iconos mundiales reconocidos con los máximos premios individuales— que busca esta tarde su tercer título de la temporada tras conquistar la Supercopa y la Liga. Si gana, el club tiene incluso la posibilidad de lograr por primera vez el próximo sábado un póquer histórico en la final de la Champions ante el Lyon para cerrar un año perfecto.

Seguir leyendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *