Dinamarca se clasificó segunda de grupo sin honores, empatada a todo con Eslovenia, que quedó tercera y que también pasa a la siguiente fase, certificando por consiguiente la eliminación de Croacia, que hasta ayer conservaba un escuálido halo de vida. Daneses y eslovenos accedieron a los octavos con tres empates en otros tantos partidos, un éxito para Eslovenia y no tanto para Dinamarca, de quien siempre se espera algo más.

Seguir leyendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *