Una Inglaterra con mejor pinta de la que había mostrado en los cinco partidos anteriores se citó con España en Berlín para dirimir al campeón de esta Eurocopa. Tuvieron que remontar los ingleses el madrugador golazo de Xavi Simons. Kane de penalti, y Watkins, con una maniobra de nueve de toda la vida, control orientado y disparo cruzado, propiciaron que el domingo el fútbol español y el inglés, competidores con sus respectivas ligas, luchen por el dominio del fútbol europeo. España-Inglaterra una final inédita. La Liga contra la Premier League.

Seguir leyendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *