El Unicaja de Málaga que venció en el Martín Carpena en el primer partido de la serie de cuartos de final, también se llevó el triunfo en el Nou Congost y desinfló el entusiasmo de la afición del Baxi Manresa que aspiraba, al menos, a forzar el tercer partido. La maquinaria malagueña comenzó a funcionar en el segundo cuarto después de un comienzo esperanzador de los catalanes, que se fueron al primer descanso con un 28-20, después de un triple espectacular de Travante Williams desde su campo, cuando estaba a punto de sonar la bocina.

Seguir leyendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *