<strong>España </strong>estará en los Juegos Olímpicos de París 2024.<strong> Con todos los honores, con toda la admiración. Por sobrevivir al infernal Preolímpico de Sopron y por dibujar una magnífica remontada ante Hungría en un partido que parecía perdido. De perder de 22 a cambiar un choque en el último cuarto. Se llama ADN, equipo o compromiso. Pero con un 74-72 </strong>apartó a Hungría de los Juegos, se clasificó por la puerta grande. Que alguien diga a ellas que no pueden.

Seguir leyendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *