<strong>En el verano de 2021 el Real Madrid envió tres ofertas formales al PSG por Kylian Mbappé ofrecendo 160, 180 y 200 millones de euros por un futbolista al que le quedaba una temporada de contrato</strong> y que había pedido a su presidente Al Khelaifi que atendiera esa oferta porque quería jugar en el club blanco. Ni respondieron.<strong> En mayo de 2022 el PSG dio un golpe de efecto al renovar a su delantero cuando el Madrid lo daba por fichado. </strong>Un descomunal contrato de 640 millones (200+210+220) brutos por tres temporadas (2+1) y una campaña desmesurada de presiones para que continuara en París sin debilitar la imagen de Qatar meses antes de su Mundial lograron que Mbappé plantara al club blanco con un contrato cerrado a falta sólo de estampar la firma. <strong>En el verano de 2023 Mbappé mandó una carta en la que comunicaba de forma oficial al PSG que no ejercería la tercera temporada opcional, renunciando así a los 220 millones</strong> entre salario (72 kilos), prima de renovación (60) y prima de fidelización (80) que hubiera cobrado en el ejercicio 24/25. <strong>La respuesta de Al Khelaifi fue apartarle del equipo y amenazarle sin jugar en toda la temporada.</strong>

Seguir leyendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *