El <strong>Barcelona </strong>se dejó este miércoles la Copa en San Mamés y las opciones de ganar un título en esta temporada se reducen una barbaridad. Está muy lejos de la cabeza en la Liga y en Champions hay varios equipos con mayor potencial que los azulgranas. <strong>No tiene buena pinta.</strong> En estos casos, lo más fácil es apuntar al entrenador. Así lo dice la ley del fútbol, pero en este caso hay que ir con sumo cuidado porque<strong> Xavi no es el culpable </strong>de esta situación, aunque está claro que tiene parte de responsabilidad.

Seguir leyendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *