El <a href=»https://www.marca.com/baloncesto/nba/2024/07/01/6682fa0222601d9d368b459e.html»>fichaje de Klay Thompson por los Mavericks por tres temporadas y 50 millones de dólares</a> ha provocado un efecto dominó en la <strong>NBA</strong>, sobre todo en lo que concierte a los <strong>Lakers</strong>, que ven cómo ha volado uno de sus objetivos prioritarios para reforzar su plantilla y satisfacer las demandadas de<strong> LeBron James</strong> y <strong>Anthony Davis</strong> ha volado delante de sus narices. Tras este fiasco los angelinos <strong>van a centrar todos sus esfuerzos en hacerse con los servicios de DeMar DeRozan</strong>, ex de los <strong>Chicago Bulls</strong> y prolífico anotador.

Seguir leyendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *