La máscara de Mbappé muy bien podría ser la portada que explique el recorrido de la Eurocopa hasta los cruces de octavos que empiezan el sábado con el Italia-Suiza. El torneo ha sido hasta ahora un ejercicio de cálculo de los favoritos y un acto de reivindicación de las selecciones que no figuraban en los pronósticos. España sería la vencedora si el campeonato se acabara hoy tras ser la única que ha ganado sus tres partidos, no ha encajado ni un gol y presume además de los dos jugadores del momento, como son Nico Williams y Lamine Yamal.

Seguir leyendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *