El balear Hugo González, que este martes se colgó la plata en la final de los 100 espalda de los Campeonatos del Mundo de Doha, sumó la decimoséptima medalla para la natación en línea española en la historia de los Mundiales. Un campeonato al que en esta edición no acuden los mejores porque están preparando los Juegos de París. Cuatro oros, seis platas y seis bronces a los que sumar la plata lograda en la capital catarí por González, que puso fin a una ausencia de siete años de los nadadores españoles de los podios mundialistas. Desde el año 2017, cuando Mireia Belmonte logró un oro —200 mariposa— y dos platas —1.500 libre y 400 estilos— en Budapest, ningún nadador español había logrado ninguna medalla. Una presea de la que se quedó cerca en los Mundiales de Gwanju 2019 el balear Joan Lluis Pons, cuarto en la final de los 400 estilos, la mejor actuación española en los tres últimos campeonatos del mundo.

Seguir leyendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *