Primero dominó el Girona, después la Real Sociedad. Pero no hubo manera de romper el silencio en el marcador. Un 0-0 insuficiente para el Girona en su pelea mano a mano con el Real Madrid por el título, también para la Real Sociedad, que solo ha ganado uno de sus últimos siete encuentros en la Liga. No fue insuficiente para el fútbol. Un partido tan divertido como intenso, que terminó con Míchel en el vestuario antes de tiempo y con los rojiblancos apuntando al VAR después de que en el primer tiempo se anulara un gol a Yangel Herrara por fuera de juego.

Seguir leyendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *