<strong>Carlos Alcaraz</strong> aterrizó ayer en su Murcia natal con la mente fijada en un objetivo: Montecarlo (7 al 14 de abril). El único de los nueve Masters 1000 que no es obligatorio -no entra en el bonus pool de la ATP- <strong>es uno de los dos torneos de la gira de tierra antes de Roland Garros en los que el murciano puede sumar puntos que le permitan regresar al número dos mundial o incluso amenazar el reinado de Novak Djokovic (419 semanas en lo alto)</strong>.

Seguir leyendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *