«Pero ¿dónde vas con un portero <strong>georgiano</strong>?», le contestaban al agente <strong>Antonio López</strong> cuando empezó a ofrecer a <strong>Giorgi Mamardashvili</strong> (<strong>Tbilisi</strong>, <strong>2000</strong>) en <strong>2021</strong>. Ahora el portero del <strong>Valencia</strong> es la sensación de la <strong>Eurocopa</strong> y el muro que tiene que derribar <strong>España</strong> en octavos de final. Lo dicen los números fríos. Sus <strong>21</strong> paradas superan con diferencia a las de <strong>Nita</strong> (<strong>Rumanía</strong>) y <strong>Strakosha</strong> (<strong>Albania</strong>), ambos con <strong>13</strong>. Y también los ‘datos calientes’, ya que pulveriza la estadística de goles esperados posteriores al tiro (<strong>PSxG</strong>). Según esta métrica de calidad es el portero que ha evitado más ‘goles seguros’ (<strong>3,5</strong>), en tres partidos.

Seguir leyendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *