El Consejo Superior de Deportes (CSD) no ha suspendido provisionalmente a Pedro Rocha, pero este no se sentará este sábado en el palco de San Mamés para presidir la final de la Liga de Campeones entre el Barcelona y el Olympique de Lyon. El CSD y la Real Federación Española de Fútbol han llegado a un acuerdo que estaba encima de la mesa desde este jueves. El recientemente proclamado presidente del fútbol español, sobre el que pesa un expediente por falta muy grave que le abrió el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) por haberse excedido en sus funciones cuando presidía la comisión gestora, ha accedido a colaborar con la Comisión de Normalización, Representación y Supervisión impulsada por el CSD y presidida por Vicente del Bosque para tutelar la federación. El pacto ha provocado que la comisión directiva del CSD, reunida este viernes, no abordara la votación para la suspensión del presidente de la RFEF. Según fuentes de la federación, que Rocha no esté en Bilbao es una concesión que no se prolongará ni para la final de la Champions entre el Real Madrid y el Dortmund, ni para la Eurocopa, ni para los Juegos de París.

Seguir leyendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *