Grigor Dimitrov logró el acceso a las semifinales del Masters de Miami al imponerse por un 6-2 y 6-4 (en 1h 32m) a Carlos Alcaraz, que llegaba con una inercia fantástica al duelo de cuartos y repentinamente se cegó. El español, borroso durante gran parte del encuentro, no logró contener la embestida del búlgaro y se despidió del torneo que conquistó hace dos años. Intentó reaccionar en el tramo final, pero llegó tarde. No podrá, pues, unirse a ese selecto club de jugadores que han logrado enlazar los trofeos de Indian Wells y Miami. El vencedor se medirá este viernes con el alemán Alexander Zverev, que cerró el paso al húngaro Fabian Marozsan en el turno previo (6-3 y 7-5).

Seguir leyendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *