Había un partido económico y otro deportivo en Londres. España y Colombia se vistieron (literalmente) de visitantes en la capital inglesa. Seis años después de su último enfrentamiento ante una selección sudamericana (6-1, frente a Argentina en el Metropolitano en marzo de 2018), la Roja viajó a la capital inglesa para medirse ante Colombia. “Queríamos calibrar nuestro momento al jugar con rivales tan poderosos. Buscábamos competir. No ha faltado ambición ni seriedad. Solo sabemos jugar para ganar. Hemos estado muy cerca de hacerlo en la primera mitad. Los jugadores se van fastidiados porque no les gusta perder. Nada justifica la derrota”, analizó Luis de la Fuente. Las dos selecciones lejos de casa, consecuencia del acuerdo que firmó la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) el pasado mes de diciembre con Stage Front, empresa de tecnología para eventos y hospitality, también patrocinador del Espanyol, que se apropió del nombre del Estadio Olímpico, el hogar del West Ham en el barrio de Stratford, al este de Londres.

Seguir leyendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *