Un <strong><a href=»https://www.marca.com/futbol/seleccion/2022/12/06/638ccd16268e3e93648b4583.html»>descuido</a></strong> convirtió la camiseta con el número 10 en la que tiene más embrujo en la historia del fútbol. Por un olvido y una casualidad le cayó a Pelé en el Mundial de 1958 y desde entonces es el dorsal de las estrellas, del talento, del jugador al que se van los ojos cada vez que sale una lista para una fase final. En la Euro de Alemania será el de <strong>Modric, Mbappé, Bellingham, Musiala, Bernardo Silva</strong>… y el de <strong>Dani Olmo</strong> en España.

Seguir leyendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *