Colombia está más convencida que nunca de poder sorprender a una hasta ahora lánguida Brasil, que necesita retomar confianza y volver a la mística por la que es mundialmente conocida. El sorteo puso a ambas a enfrentarse en la última fecha de la fase de grupos y pelear por algo más que el simple honor de finalizar primeros. Aquella que consiga el triunfo —o el empate en el caso de Colombia— será emparejada con Panamá en los cuartos de final, mientras que la otra deberá medirse con Uruguay, lo que sin duda representa un reto más grande. Con el Levi´s Stadium de Santa Clara, California, como escenario y bajo arbitraje de la terna encabezada por el venezolano Jesús Valenzuela, Colombia tratará de extender su invicto de 25 partidos ante la poderosa Brasil de Vinicius y Rodrygo, quienes buscan el décimo campeonato continental para su país.

Seguir leyendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *