El FC Barcelona mantiene posesiones cada vez más largas en el partido, lo que les permite gozar de más oportunidades y menos del rival. El Barça femenino vuelve a jugar la Champions, tras un fin de semana en el que se llevaron una cómoda victoria frente al Real Madrid por 0-3, que deja casi sentenciada la Liga F. Por ello, quiere centrarse en pasar a semifinales de la competición europea y no confiarse tras el 1-2 con el que parte en ventaja. Con una de las mayores parcelas ofensivas de Europa, y con jugadoras motivadas como Salma Paralluelo, Graham Hansen, Rölfo o Bonmatí, el Barça quiere alcanzar su sexta semifinal consecutiva -en la que se enfrentaría al Chelsea- y, después, la tercera Champions de su historia.

Seguir leyendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *