La zurda de <strong>Arda Güler</strong>. No necesitó mucho más <strong>Turquía</strong> para mandar a casa a <strong>Austria</strong>, una selección que parecía destinada a hacer algo importante en la <strong>Eurocopa</strong>, gracias a una estrategia a balón parado que sirvió para <strong>desarmar el método de Ralf Rangnick</strong>. No le tiene miedo a nada ni a nadie y su debut en una Eurocopa, con paso firme y mucho talento, está siendo una de las mejores noticias para el <strong>Real Madrid</strong> de entre todos sus ‘enviados especiales’ (<em>18 jugadores entre Eurocopa y Copa América</em>).

Seguir leyendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *