<strong>En el archipiélago de Svalbard, la población de osos polares supera a la humana; desde hace más de 70 años</strong> está prohibido enterrar cadáveres porque, por el frío, no se descomponen y se envían a la Noruega continental, y durante cuatro meses al año se vive en completa oscuridad.

Seguir leyendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *