Con la retirada de Sergio Rodríguez y la baja de Carlos Alocén, que firmó por el Dreamland Gran Canaria, el Real Madrid quería apuntalar la posición de base, por más que cuente con Facundo Campazzo, MVP en la competición que se preciara durante el curso pasado. El escogido es Andrés Feliz, dominicano de 1,88 metros y de 26 años que ha militado durante las últimas tres temporadas en el Joventut de Badalona, comunitario en cualquier caso porque tiene el pasaporte de Cotonou.

Seguir leyendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *