Carlos Alcaraz tuvo fortuna en el sorteo de Wimbledon, al quedar emparejado en primera ronda con el 262 del mundo, el estonio Mark Lajal, y tendrá un camino más o menos apacible hasta unas hipotéticas semifinales, donde podría cruzarse a Jannik Sinner, evitando a Novak Djokovic hasta la final. Lajal vendrá a este partido rodado, tras pasar la fase previa de Wimbledon frente a tres tenistas de mejor ránking que él, Passaro, Rocha y Duckworth, pero este estonio de 21 años y 1,91 de estatura no debería ser problema para un Alcaraz que podría verse las caras en segunda ronda con Aleksandar Vukic o Sebastian Ofner y cuyo primer test serio no sería hasta la tercera etapa, cuando aparece en el horizonte Frances Tiafoe. El estadounidense, sin embargo, es una sombra de sí mismo desde que eliminó a Rafael Nadal en el US Open en 2022 y de hecho a este torneo llega con muchas dudas, tras lesionarse la rodilla tras una caída en Queen’s hace menos de dos semanas.

Seguir leyendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *