Los <strong>Chicago Bulls de Michael Jordan. Los New England Patriots de Tom Brady. Son equipos legendarios y tienen un acompañante más en la mesa de los gigantes históricos: los Kansas City Chiefs de Patrick Mahomes. </strong>El ’15’, el mejor jugador del mundo, llevó a sus Chiefs al tercer anillo de campeón tras ganar una final de pura tensión (25-22). <strong>Como la de Leo Messi contra Kylian Mbappé del Mundial de Qatar. Porque Mahomes asaltó la final en la prórroga, cuando cada posesión valía ganar o quedarse fuera. </strong>Y ganó, claro que lo hizo. «Somos una dinastía», gritó al cielo de Las Vegas. Su tercera corona, la segunda seguida. Y defendido el Lombardi. Hay un chico que quiere sentarse en la mesa de los gigantes.

Seguir leyendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *