“Siempre valoramos en el club las cosas cuando empiezan a marcharse. Ahora se valora el trabajo de Valverde, o Koeman”, compartió Xavi Hernández en la previa al Villarreal de este sábado en la jornada 22 de la Liga. “Espero que me echéis de menos a mí también”, añadió el técnico azulgrana, comparando timings con el resto de exentrenadores de la casa: “Llevo dos años y medio en el cargo, y yo creo que me queda menos que más. Guardiola estuvo cuatro, Luis Enrique tres. Llegará un punto en el que me marcharé, estad tranquilos”. Un largo camino para el entrenador que conquistó la Liga la temporada pasada, pero que ahora ya está eliminado de la Copa del Rey y de la Supercopa. Dos cursos con una gran diferencia: la capacidad defensiva del Barcelona. La temporada pasada, en la Liga, era impenetrable –20 dianas en 38 encuentros–, y este curso es una de las grandes debilidades –24 goles en 20 partidos–. Tras la última lesión de Alejandro Balde, todos los jugadores de la defensa han pasado una vez, como mínimo, por la enfermería. Y los errores han salido caros para el Barcelona: en los últimos cuatro partidos han encajado 11 goles.

Seguir leyendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *